Robo de bicicletas: Carta abierta a la conciencia

Sábado 3 de agosto, un grupo de chicos estaban alegres, entusiasmados y felices porque su entrenador de futbol los había invitado a una hamburgueseada en su casa. ¡Que poco duró la algarabía!, muy cerca de ellos había una o más personas que los estaban observando para que en el menor descuido de los festejantes pudieran hacer algún desprecio, en este caso robar una bicicleta.

Los que festejaban son un grupo de niños contenidos por su entrenador y ese día por la familia del  mismo que los estaban entreteniendo y jugando, también están contenidos por el club donde practican ese deporte, por los padres que los controlan, siguen y saben donde están.

Un rato antes de este episodio, otro grupo de chicos o los autores del robo habían estado en la plaza prendiendo fuego a unas ramas secas ¿Para qué? ¿Con qué fin?

¿En qué sociedad vivimos?¿Qué nos está pasando? Yo quiero a mi pueblo, ya no es más el Devoto donde yo me crie. Me duele cuando pasan cosas tristes.

En este momento, más allá del dolor por la pérdida de la bicicleta, de la tristeza de mi hijo (porque hacía mucho que la quería, por el sacrificio para comprarla, por el cuidado que le brindaba) me duele porque todo el grupo se había juntado para pasar una noche agradable en la “casa del profe”, el disgusto de la familia que los estaba conteniendo… En un abrir y cerrar de ojos apareció el móvil policial, el profe salió con su auto a perseguirlos, los demás chicos del grupo en bicicletas y nosotros los padres por otro lado. Hasta hoy la búsqueda fue infructuosa, con algunos posibles sospechosos.

¿Por qué  lo hicieron? ¿Por envidia? ¿De qué? Hacía mi hijo, que es un chico con muchos amigos, con una familia que lo quiere y apoya ¿Por bronca porque no podían estar en esa reunión? Las puertas de las diferentes instituciones del pueblo están abiertas a todos los chicos y jóvenes del pueblo, ¡No se autodiscriminen! ¿Por una travesura? Pesada “la joda”, si fue así me gustaría que apareciera, que pudiéramos recuperarla.

Los autores del robo, ¿No tienen padres?, ¿No tienen familias que los contengan ¿no les preocupa que hasta altas horas de la noche no estén en casa? ¿Dónde guardaron la bicicleta?, ¿Con que excusa mañana salen a la calle?, ¿No les llama la atención sus conductas?

Si alguien te ofrece una bicicleta a un precio más bajo que en el mercado, no la compres, esa bicicleta ya tiene un dueño. Si tenés información, si viste algo, o sospechas de alguien acércate a nuestro domicilio o a la policía. Por último queremos agradecer, al profe que salió inmediatamente en busca de los ladrones, a la familia que contuvo a mi hijo a aviso a la policía, a la misma policía que llegó enseguida y salió hacía unos posibles domicilios, a los compañeros que desesperados con sus bicis salieron a recorrer la zona.

Tenemos la ilusión que en pocos días aparecerá.

 

Gabriela Alesso DNI 17.169.829

Detalles de la bicicleta: bici todo terreno de color negro con rojo y detalles en blanco. Asiento, manubrio y manoplas negras (Zoom)

 

Bonusum bonusum.com betting sites offering trial bonuses deneme bonusu
Free Porn
Cialis
Cialis Fiyat