RECORDANDO A JOSÉ DE SAN MARTÍN

En el Instituto José María Paz se concretó este viernes por la mañana el acto recordatorio de un nuevo aniversario de la muerte de José de San Martín. Compartimos las imágenes y la reflexión alusiva al Padre de la Patria.

Podemos recordar a San Martín por sus virtudes para la guerra, por sus triunfos en las batallas de San Lorenzo, Chacabuco, por su derrota en la batalla de Cancha Rayada y por su recuperación y triunfo en la batalla de Maipú, con la que consolidó la independencia chilena. También por haber ofrecido sus servicios militares muchos años después de su retiro, hasta 5 años antes de su muerte, ante cada conflicto que se presentaba en su Patria, como el bloqueo Anglo-Francés del Puerto de Buenos Aires en 1.845. Dijo don José de San Martín: “En el último rincón de la tierra en que me halle, estaré pronto a sacrificar mi existencia por la libertad”

 

Podemos recordar a San Martín por sus cargos militares y gubernamentales, fue Jefe del Ejército del Norte, Gobernador de Cuyo, General del Ejército de los Andes, General en Jefe de la expedición a Perú.

 

Podemos recordarlo por sus políticas revolucionarias, como lo fueron su insistencia para que sea declarada la Independencia en Tucumán en 1816; su política de gobierno de Cuyo fomentando la educación, la industria y la agricultura y creando un sistema impositivo equitativo, para que pagaran más los que más tenían; porque proclamó la independencia de Chile y de Perú, además de haber forjado la de Argentina; porque se niega a reprimir a sus hermanos federales del Litoral, diciendo: “No quiero manchar mi espada con sangre de mis hermanos”, porque suprime la esclavitud y la mita en Perú y crea su biblioteca nacional. Porque siendo un gran militar, define el valor de la Educación para un pueblo diciendo: “La biblioteca es destinada a la ilustración universal, más poderosa que nuestros ejércitos para sostener la independencia”

 

Pero fundamentalmente debemos recordarlo como una gran persona, que amó a su patria y a las naciones hermanas, que amó a los habitantes de esas naciones; que amó a todos por igual, que no soportó que entre sus hermanos hubiera explotadores y esclavos, que transformó ese amor a los demás en el sentido de su vida y esto le dio el coraje necesario para enfrentar las más duras batallas o para cruzar la cordillera de los Andes padeciendo una enfermedad.

 

Es necesario que lo llevemos como parte de nuestras vidas, que cada injusticia convertida con nuestros semejantes nos haga sentir lo que el sintió y nos provoque el coraje para enfrentarlo. Así como él abolió la esclavitud, nosotros debemos abolir las injusticias en nuestra sociedad y a eso todos lo podemos imitar.

 

Pero recordar su vida y sus principios estaría incompleto si junto a él no recordamos a quiénes lo acompañaron, miles de mujeres y hombres del pueblo sudamericano que lo acompañaron en sus batallas, que también ofrendaron sus vidas por la causa de la revolución y la independencia, vaya nuestro homenaje también a esos valientes que le dieron su sangre a la Patria.

 

Jóvenes, hoy todos podemos ser Sanmartinianos, eso implica luchar por nuestra Patria, por la unidad de los pueblos latinoamericanos, pensar en la felicidad de todos ante que en nuestros individualismos, enfrentar a los que nos pretenden dominar y explotar, sean estos naciones imperialistas o traidores interiores, todos podemos ser protagonistas de nuestra historia, como lo fue San Martín o como lo fueron los miles de luchadores que lo acompañaron.

 

Hoy podemos homenajearlo con nuestros pequeños actos cotidianos. Un buen consejo que les podemos dar es aprender, conocer, leer sobre los principios de San Martín, eso puede marcar un nuevo sentido en nuestras vidas.

 

institutosanmartin1 institutosanmartin3 institutosanmartin4 institutosanmartin5 institutosanmartin6 institutosanmartin7 institutosanmartin8 institutosanmartin9 institutosanmartin10 institutosanmartin11