Emilio Scotto llegará a Devoto

Considerado el “Marco Polo” del motociclismo por la gran cantidad de kilómetros recorridos y aventuras vividas arriba de su moto, Emilio Scotto llegará a Devoto el venidero 28 de noviembre, para compartir su experiencia en un evento organizado por el Partido Justicialista local.

 

La visita incluirá una Conferencia, Cena y Peña; que se realizarán en Sociedad Sportiva, a total beneficio del Centro de Equinoterapia de la Agrupación Gaucha Sargento Cruz y la Escuela Especial Arturo Barbero Anexo Devoto.

Colabora con los organizadores el Moto Grupo Almas Viajeras.

Emilio Scotto entró en 1997 al libro Guinness por el mayor recorrido en dos ruedas de la historia, récord que mantiene hasta la actualidad. Del ’85 al ’95, le dio dos vueltas consecutivas al mundo montado en su “Princesa Negra”, de Este a Oeste y de Oeste a Este, con desvíos de Norte a Sur y de Sur a Norte. Una distancia similar a la que hay entre la Tierra y la Luna, de ida y vuelta.

 

Su viaje de 735 mil kilómetros duró exactamente 10 años, 2 meses y 19 días. Recorrió 279 países y 6 continentes. Cambió 9 veces el asiento de su moto, consumió 12 baterías, 700 litros de aceite, 42.000 litros de nafta y 86 cubiertas. Llenó de sellos 11 pasaportes de 64 páginas cada uno. Y ahora cuenta todo en el sur del Conurbano, a través de una experiencia audiovisual única plagada de sensaciones, emociones y cientos de anécdotas.

 

Scotto fue desde Buenos Aires hasta Manchuria, desde el Cabo Norte hasta el Farallón de los Pájaros, desde Timbuktú hasta las estepas del Kan Kubilai, desde la Conchinchina hasta las Minas del Rey Salomón. Aunque su mayor logro lo obtuvo muchos años después de su travesía, en 2002, cuando lo incluyeron en la inmortal lista de los 40 exploradores más grandes de la historia, junto a Marco Polo, Cristóbal Colón, Hernando de Magallanes, la aviadora Amelia Earhart y hasta Neil Armstrong. Y no es azaroso destacar a este último, porque su logro histórico fue justamente uno de los incentivos más grandes que tuvo el argentino para concretar el suyo.

 

Fuente: CONTEXTO

 

emilioscotto