CUARENTENA EN DEVOTO PARA FACUNDO PERRONE

0

El tiempo de cuarentena no es una excusa para los futbolistas profesionales. La suspensión definitiva de la Superliga los mantiene alejados de las canchas, pero no de la pelota. El arquero Facundo Perrone, lo vive en carne propia. Desde el patio de su casa, en tierra devotense, tiene asistencia perfecta a los entrenamientos virtuales del plantel de Primera del Club Vélez Sársfield.

La Superliga de Fútbol Argentina, es una de las actividades que quedó definitivamente suspendida por el avance del coronavirus. Facundo Perrone, jugador de Vélez Sarsfield, alcanzó a regresar a la localidad, horas antes del inicio del Aislamiento y, desde aquí, y con entrenamientos virtuales, se mantiene en movimiento, aunque aguardando con incertidumbre el regreso de la actividad, para saber cómo continuará su carrera deportiva.

El joven devotense, que reside en Buenos Aires desde hace casi una década, decidió pasar la cuarentena junto a su familia, acá en Devoto. En el patio de su casa paterna, Facu continúa entrenando diariamente, de manera virtual, mientras espera definiciones de su club ya que, en unas semanas, se vence su contrato.

En diálogo con FM CRISTAL, Facundo se mostró tranquilo y agradecido de poder pasar este tiempo junto a su familia, lejos de las grandes ciudades, en donde los casos de Coronavirus se multiplican. Al mismo tiempo, se manifestó un poco frustrado por la situación deportiva. El arquero, este año, tenía una enorme proyección en el fútbol argentino, con muchas posibilidades de juego en el plantel de Primera División.; y todo eso, deberá esperar.

El receso generado por la pandemia, coincidió, además, con el cambio de técnico en la Primera de Vélez. El nuevo entrenador todavía no conoce, de manera directa, al plantel, lo que incrementa la sensación de incertidumbre, para todos sus integrantes, incluyendo a Facundo quien sólo espera que la pandemia pase, para volver a los entrenamientos en cancha, continuar en Vélez Sarsfield y seguir sumando logros a su carrera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *